Una prueba t es una prueba de hipótesis de la media de una o dos poblaciones distribuidas normalmente. Aunque existen varios tipos de prueba t para situaciones diferentes, en todas se utiliza un estadístico de prueba que sigue una distribución t bajo la hipótesis nula:
Prueba Propósito Ejemplo
t de 1 muestra Prueba si la media de una población individual es igual a un valor objetivo ¿Es la estatura media de las estudiantes universitarias mayor que 5.5 pies?
t de 2 muestras Prueba si la diferencia entre las medias de dos poblaciones independientes es igual a un valor objetivo ¿Difiere significativamente la estatura media de las estudiantes universitarias con respecto a la de los estudiantes universitarios?
t pareada Prueba si la media de las diferencias entre las observaciones dependientes o pareadas es igual a un valor objetivo Si usted registra el peso de estudiantes universitarios antes y después de que cada uno de ellos tome una píldora para adelgazar, ¿es suficientemente significativa la pérdida media de peso para llegar a la conclusión de que la píldora es efectiva?
Prueba t en la salida de regresión Prueba si los valores de los coeficientes en la ecuación de regresión difieren significativamente de cero ¿Son predictores significativos de los GPA universitarios las puntuaciones de las pruebas SAT de educación secundaria?

Una propiedad importante de la prueba t es su robustez ante los supuestos de normalidad de la población. En otras palabras, con muestras grandes, las pruebas t suelen ser válidas incluso cuando se viola el supuesto de normalidad. Esta propiedad la convierte en uno de los procedimientos más útiles para hacer inferencias sobre las medias de las poblaciones.

Sin embargo, con un tamaño de muestra pequeño y distribuciones no normales y muy asimétricas, podría ser más conveniente usar pruebas no paramétricas.

Al utilizar este sitio, usted acepta el uso de cookies para efectos de análisis y contenido personalizado.  Leer nuestra política