¿Qué son las pruebas destructivas?

Las pruebas destructivas son pruebas que dañan o destruyen la parte que se somete a prueba. Puesto que las pruebas destructivas modifican la parte, o incluso la destruyen, no es posible hacer réplicas. Por ejemplo, las pruebas de impacto en la industria automotriz son pruebas destructivas porque el vehículo queda destruido y no se puede someter a prueba de nuevo.

Por el contrario, las pruebas no destructivas no dañan la parte. Por lo tanto, con las pruebas no destructivas, los operadores pueden hacer mediciones repetidas con la misma parte.

Elección de un estudio cruzado, anidado o expandido al utilizar pruebas destructivas

Si utiliza pruebas destructivas durante un estudio R&R del sistema de medición, debe poder presuponer que todas las partes de un mismo lote son tan idénticas como para afirmar que son la misma parte. Si no puede utilizar ese supuesto, entonces la variación entre las partes de un mismo lote ocultará la variación del sistema de medición.

Si puede utilizar ese supuesto, entonces la elección entre un estudio R&R del sistema de medición cruzado o anidado para las pruebas destructivas depende del proceso de medición. Si todos los operadores miden partes de cada lote, utilice un estudio cruzado o expandido. Si cada lote es medido por un operador solamente, utilice un estudio anidado o expandido. Cada vez que los operadores midan partes únicas, usted tendrá un diseño anidado.

Si necesita incluir otros factores además de Operador y Parte, tiene factores fijos, una mezcla de factores cruzados y anidados o un diseño no balanceado, debe utilizar un estudio expandido.

Para obtener más información sobre los estudios cruzados, anidados y expandidos, vaya a ¿Qué es un estudio R&R del sistema de medición?

Al utilizar este sitio, usted acepta el uso de cookies para efectos de análisis y contenido personalizado.  Leer nuestra política