Usos del análisis de capacidad

Puede utilizar un análisis de capacidad para determinar si un proceso es capaz de producir una salida que satisfaga los requisitos del cliente cuando el proceso esté bajo control estadístico.

Por lo general, la capacidad de un proceso se determina comparando la amplitud de la dispersión del proceso con la amplitud de la dispersión de especificación, lo que define la cantidad máxima de variación permitida de acuerdo con los requisitos del cliente. Cuando un proceso es capaz, la dispersión del proceso es menor que la dispersión de especificación.

Capaz
No capaz
Capacidad del proceso

Cuando el proceso está centrado y se encuentra claramente dentro de los límites de especificación, es más capaz de producir de manera consistente un producto que satisfaga las expectativas del cliente.

Un análisis de capacidad también puede indicar si el proceso está centrado y si se encuentra en el objetivo. Además, estima la proporción de productos que no cumple con las especificaciones.

En Minitab, un estudio de capacidad también puede incluir análisis adicionales para verificar los supuestos:
  • Gráficas de probabilidad y pruebas de bondad de ajuste, para evaluar la distribución de los datos.
  • Gráficas de control, para evaluar si el proceso está bajo control.
Puede utilizar un análisis de capacidad para responder a preguntas tales como:
  • ¿Es la variabilidad de un proceso lo suficientemente baja como para proveer de manera consistente partes que se encuentren dentro de los límites de especificación?
  • ¿Es la proporción de defectuosos consistentemente menor que 5% durante un mes?
  • ¿Es capaz el proceso de curado térmico en los diferentes lotes del producto?
  • ¿Se debe desplazar un proceso para que funcione dentro de los límites de especificación?
Al utilizar este sitio, usted acepta el uso de cookies para efectos de análisis y contenido personalizado.  Leer nuestra política