Utilice un mapa de procesos para ilustrar el flujo secuencial y la relación de los pasos en un proceso o procedimiento.
Los mapas de procesos le ayudan a comprender y comunicar las actividades, o pasos, en un proceso. Los mapas de procesos también le ayudan a ver la relación entre las entradas y salidas en un proceso, identificar puntos de decisión clave y descubrir bucles de repetición de trabajo.
Un mapa de procesos responde a las siguientes preguntas:
  • ¿Qué áreas del proceso muestran la mayor oportunidad de mejora?
  • Para un proyecto específico, ¿dónde comienza y termina el proceso?
  • ¿Cuáles son las entradas y salidas de cada paso del proceso?
  • ¿Qué pasos son los cuellos de botella y las fuentes de defectos?
  • ¿Qué pasos tienen un impacto directo en los requisitos del cliente?
  • ¿Puede simplificar, combinar o eliminar pasos en el proceso?

Cómo hacerlo

  1. Como equipo, determine dónde comienza el proceso y dónde concluye, luego recorra cada paso del proceso.
  2. Identifique los datos asociados a cada paso del proceso. Considere los siguientes elementos.
    • Actividades: Nombres de los pasos en el mapa de proceso.
    • Entradas: Variables X que podrían influir en la salida de interés, ya sea directa o indirectamente.
    • Salidas: Variables Y que dependen de variables X.
    • Datos del proceso: Información que define aún más las características de un proceso, como el rendimiento o DPMO en cada paso.
    • Datos esbeltos: Información que a menudo se utiliza para identificar y eliminar el desperdicio, como el uso de recursos o el tiempo de ciclo en cada paso.
  3. Registre la información recopilada en un mapa de procesos.

Para obtener más información, vaya a Agregar un mapa.

Al utilizar este sitio, usted acepta el uso de cookies para efectos de análisis y contenido personalizado.  Leer nuestra política